La polenta: símbolo popular de la cocina veneta y del norte de Italia.

Polenta
La polenta , plato simple y muy antiguo, corazón de la casa veneta.

Ya en los tiempos de Roma el ejército comía polenta, elaborada con harina de trigo, cuya flor era llamada "pullen".

Sólo después de 1492, gracias a los viajes de Cristóbal Colón, se empieza a conocer el cereal que será el ingrediente básico de la actual polenta: el maíz, que deriva de mahiz, como así le denominaban los indígenas de la isla que Colón bautizó como Hispaniola.

Desde entonces, en el norte de Italia, propiciada por la presencia de agua ideal para la siembra del maíz, la polenta pasó a ser el plato diario de la gente pobre.

Receta tradicional de la POLENTA:

Ingredientes (para 4-6 personas):
• 6 tazas de agua (o con un poco de leche)
• 2 tazas de harina de maíz
• 2 cucharaditas de sal
• 1 cucharadita de aceite de oliva

Preparación:
Utilizar un recipiente amplio y una gran cuchara de madera.
Cuando el agua hierve, echarle sal y muy lentamente la harina de maíz, mientras seguimos mezclando unos 45 minutos a fuego lento. La polenta estará lista cuando empiece a separarse del recipiente; en este momento verterla sobre una ancha base de madera, y cortarla con un hilo de algodón o un cuchillo.

Como acompañarla:
En el Veneto muy pobre de los siglos pasados una dieta solo a base de polenta a veces provocaba pelagra y anemia, así que poco a poco la sabiduría popular empezó a buscar otros ingredientes que hoy han llegado hasta una variedad impresionante.

Aquí citaremos solo unos cuantos platos: polenta con salami, con queso (de todos los tipos, aunque aconsejamos el Gorgonzola, que se deshace muy bien con la polenta caliente), con setas, champiñones, salsichon veneto, con sofrito de cebolla, "polenta pasticciata" (con ragú de carne a la boloñesa), polenta y bacalao, "polenta e osei" (con aves).

Aconsejamos comerla como entrante o primer plato, siendo más apreciada cuando hace frio.



Vaya, me está entrando un hambre…!!

Ahora pienso a cuando en los rígidos inviernos en Verona mi padre calentaba la polenta en el fuego de la chimenea, y luego echábamos el queso Gorgonzola entre 2 lonchas de polenta, así que el queso se deshacía y el todo estaba muy muy rico!

¡Venga, a disfrutar!

Ciao
Sergio

2 comentarios:

Kamurría dijo...

uaaaaaa que gozada! aunque yo soy del sur hay que admitir que una buena polenta te puede solucionar una noche de invierno!

Eliza Beron dijo...

Deliciosa!!!! Muero por la polenta hecha en tacho de bronce y con fuego de leña!!!!!!